Viajar con niños es una de las experiencias más gratas de la vida, hay que poner muchísima atención en los detalles. Siempre hay que buscar un balance que satisfaga a chicos y grandes. Por ello,